viernes, 15 de diciembre de 2017

En el Camino, si disientes, te expulsan



Como en la "mejores" (es un decir) dictaduras, las represalias y la represión están a la orden del día en algunos lugares, salvo que todos se sometan "en su libertad", en cuyo caso la conducta despótica, tan anticristiana, se  disimula y algunos ni la notan.





¿Puedo hablar en el Camino?

miércoles, 13 de diciembre de 2017

La ortodoxia de Mario Pezzi




Resulta que la crasa mentira que el padrecito Pezzimo soltó respecto a las catequesis del Papa sobre la Misa no ha sido un caso aislado, sino que viene a suceder que cada vez que el padrecito coge la palabra suelta trolas. Incluso si habla poco, como sucedió en el mitin pasado, aprovecha ese poco para faltar a la verdad.

Yendo por orden, los hechos concretos fueron los siguientes: toda la primera hoja del panfleto mamotreto es el consabido yo-mi-me-conmigo. Ni por asomo, ni por arriba, ni por abajo ni por delante ni por detrás se predica a Dios o a su enviado Jesucristo, sino que todo es bombo y platillo por y para el CNC. Todo muy predecible y aburrido. Si acaso, Kiko se da más aires de divo que nunca: que si fotos con cada una de las misiones ad gente de China, para que las puedan enmarcar y ofrecerle incienso, que si una cursilada de dibujo mal garabateado que dice que les regala, que si ha estado muy malo porque es un tragón y come de más y de lo que no debe… Y un vídeo de mala calidad donde el divo ejerce de divo.

Tras regodearse viéndose a sí mismo en el vídeo, el divo recurre al nombre de Dios para declararse a sí mismo profeta (lo de catequista se le queda pequeño, que aquí hay categorí): «Una cosa misteriosa y grandiosa es que Dios os haya dado catequistas o profetas. Vosotros siempre nos habéis obedecido, porque habéis visto que nuestra palabra, lo que Dios nos ha inspirado, Él siempre la ha llenado de contenido profético y la ha confirmado: vosotros la habéis experimentado como verdadera». Que sea falso no le preocupa, puesto que en el Camino no está permitido replicar.

Justo a continuación viene una película sospechosamente contraria a la doctrina de la Iglesia: «Mirad el icono de la Dormición de María, que está muy presente en la Iglesia de Oriente, donde se muestra también la muerte de un cristiano. María, en este icono, es imagen de todo cristiano, es una imagen de la fe de la Iglesia de Oriente. Está la Virgen dormida y los apóstoles a su alrededor y viene Cristo a recoger el alma de María: se ve que Cristo lleva en sus manos el alma de la Virgen María. Así todos vosotros, cuando uno de vuestros hermanos de la comunidad está grave, con cáncer, por ejemplo, le habéis sostenido yendo a rezar Vísperas con él algunas noches, algunas tardes; y, cuando el médico dice que está a punto de morir, habéis ido y habéis cantado el Credo con él, en el momento en que está pasando al Padre. En el momento que ese hermano muere, viene Cristo a recoger su alma y lo lleva con él, unido a él con todo amor».

Es que ser tri-doctor no da ni un ápice de discernimiento ni de conocimiento de doctrina cristiana. Por eso el divo no sabe que la Iglesia jamás ha dicho que María muriese, antes bien, lo que dice es que María fue “asunta” al cielo en cuerpo y alma, no esa película bobalicona de que viene Cristo y se lleva el alma y deja atrás el cuerpo… ¿para que lo entierren? ¿para que lo lleven a un momiódromo? E igual de no cristiano es establecer falsas similitudes entre la asunción de María y la muerte de un “hermano”, poniendo a Jesús de mensajero que viene a hacerse con el alma del muerto.

Tras el cuento herético, viene una inesperada verdad: mira que llevan décadas los catecúmenos haciendo el paripé y ninguno se ha convertido: «¡Ay si a alguno, gracias a mi predicación, se le corrieran hoy las puertas de su corazón y Dios pudiera entrar y hacerse verdaderamente uno con él!». Pero el prodigio no se producirá, porque Kiko se apropia del lugar de Dios y lo hace inviable: « Dios no se te va a aparecer por la noche, no va a hacerte milagritos ni nada por el estilo. Dios ha elegido el medio más pobre: la predicación». No se olvide que Kiko juzga que él no conoció a un solo cristiano antes de los 25 años, nadie le predicó, y sin embargo hace alarde de apariciones y prodigios en su favor. Tal vez sea que a los mentirosos les cuesta ser coherentes.

Y tras la escenificación ególatra de que no hay otro camino para llegar a Dios más que escuchar al divo sin distraerse mirando el móvil (que es algo que los hijos del CNC hacen mucho en las “ukas”, pero hacerlo cuando el divo habla de sí mismo está muy mal visto), vuelta a los errores: «Dios está deseando querernos, amarnos. Lo ha mostrado en su Hijo Jesucristo cuando lo ha entregado a la muerte y lo ha hecho pecado por nosotros».

Este tri-doctor desnortado no sabe que Dios no está deseando amarnos, sino que porque nos ama existimos y somos libres. Y también hay que recomendarle que se ciña al magisterio de la Iglesia, pues La frase “le hizo pecado por nosotros” significa que le dio a Él el trato que merecíamos nosotros, no que su naturaleza quedase emponzoñada por el pecado, que es lo que una y otra vez transmite, equivocadamente, a sus tristes seguidores.

Y tras el equívoco, una trola. No hay en todo el anuncio ninguna mención a ofrecerse en y a las parroquias, a colaborar desinteresadamente en ellas. Porque sabido es que la parroquia no se salva… y la comunidad tampoco. Ni se salva ni salva. Pero en el CNC todo, las dos monedas de la viuda, que según el divo son el alma y el cuerpo, han de ser para la comunidad y para el CNC, que es un monstruo que devora a sus hijos: «es maravilloso que tengáis una comunidad, que Dios os haya dado una comunidad, hermanos, para rezar juntos. (…) No dejéis la comunidad, tenéis una comunidad que tiene una misión, una misión escatológica. Quisiera Dios transformar España, que está bajo la apostasía. Es todo un tinglado horrible, horrible, con los abortos, la situación de la sociedad, la secularización. Y Dios quiere que seáis esa esposa que le ayuda un poquito, una ayuda adecuada, tal y como habéis vivido, si habéis hecho el Matrimonio espiritual. Dios quiere que le ayudemos un poquito. Y nos lo pide con humildad y con temor. ¡Al que quiera! ¡Y el que no quiera, que no haga nada; peor para él!».

Aquí mismo declaro que es mentira que Dios quiera transformar España con el CNC y es mentira la misión escatológica de la comunidad. Porque el Espíritu del Señor está en la Iglesia, no en la comunidad. Y es mentira que al que no quiera, le vaya a ir peor.

Lo siguiente, ya metido en harina, es otra trola, o la misma que soltó hace un rato, repetida y condimentada con nuevas falsedades: « el Señor os ha dado profetas, os ha dado catequistas para ayudaros a descubrir por qué os eligió hace cincuenta años y por qué Carmen ha dado su vida por vosotros y por qué también el P. Mario y yo, en la medida de nuestras fuerzas, como pobres…»

Decir que Carmen, la maleducada y depresiva de categoría superior y ellos mismos, el divo y el pésimo, dan su vida por nada que no sea sus propias ambiciones, me parece indignante.

Pero más indignante es el uso blasfemo del Espíritu Santo: «cuando yo os hablo, el Espíritu Santo se pone en vosotros y os dice: «¡Adhiérete! ¡Ánimo! ¡Cree!». ¿Creer que María murió y su alma subió al cielo, pero no así su cuerpo, por ejemplo?  ¿Creer que la parroquia está caduca y que diosito se ha mudado al CNC? No veo al Espíritu Santo secundando semejantes falsedades. Y lo chusco continúa, porque el divo sólo ve su ombligo: «Porque si tú no te adhieres a lo que yo digo, no hay ninguna conversión». Gracias a Dios, no me convertí al kikismo.

Y prosigue el machaqueo de siempre para que los pobres catecúmenos pongan el CNC por encima de todo: que odien a su padre, a su madre, a sus hijos y a su propia vida, que todo se lo sacrifiquen al CNC, que es un ídolo insaciable que jamás tiene bastante y nunca se contenta. ¡Pobres! ¡Qué dura es la vida de los idólatras!

Y sigue la imposición de que se lean los tostones de Carmen, que parece que la venta no va como esperaban y no hay manera de que compren el librillo de marras. Y como no podía ser de otro modo, la imposición viene adornada con el cuento de un nuevo “milagro” tan “pofesional” como todas las anteriores curaciones mágicas que han ido pregonando. Y por si ni con esas te convence para rascarte el bolsillo adquiriendo un rollo que no tiene el menor atractivo ni interés, es el momento del moralismo. Porque “el cristianismo no es un moralismo”, pero el kikismo, sí: «Es fundamental sufrir por amor a Cristo». Así que ya sabes, haz penitencia y léete las notas carmencistas, no sea que se enfade diosito, porque como se te ocurra no obedecer… «si no, eres un burgués que solamente piensas en tu comodidad. Y ya verás, cuando te mueras, lo que va a pasar: es muy difícil entrar en el cielo». Porque no se olvide que es el divo quien dispone quien entra en el cielo y quien no.

Lo más divertido de todo el mitin es cuando el divo comunica el descubrimiento del mayor parking de autobuses de este universo. El record del parking más grande lo tenía Alberta, en Canadá, con espacio para 20.000 vehículos. Pero según el tridoctor en Roma hay uno para 25.000 autobuses. Total, que el año que viene va a hacer en Roma una concentración de autobuses, no de neocatecumenales.

Y que nadie piense que la cosa no puede ir a peor. Porque por más que en ningún tratado cristiano se llame a los esposos a ser enemigos irreconciliables, el divo se inventa que eso es lo que tienen que ser, porque si no ¿cómo van a amar al enemigo, que es lo propio de los cristianos?

Pues tras todo este cúmulo de despropósitos: que María muere y Jesús separa su alma de su cuerpo muerto, que los esposos están llamados a ser enemigos, que lo que le gusta a diosito es que sufras, que lo importante es lo que el divo dice y que todo pasa por él y nada se salva sin él, etc… toma la palabra el padrecito Mario y suelta:

«Estoy de acuerdo en todo lo que has dicho, ha sido todo ortodoxo...»

Qué poca vergüenza y cuanta trola.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Las cortas patitas de las mentiras neocatecumenales




Mario improvisando la tarara
«Para los presbíteros sobre todo, también para los seminaristas y catequistas, os recuerdo que el Papa Francisco ha comenzado en las Audiencias de los miércoles un ciclo sobre la Eucaristía. Ya ha hecho tres catequesis. La tercera es la transcripción de la catequesis de Kiko y Carmen sobre la Eucaristía, tal cual... Y seguirá. Así que es muy importante que los presbíteros lo leáis, porque es un apoyo para el Camino y para la Eucaristía.» (el padrecito Pezzi contando trolas en el mitin en Santa Catalina L’abouré el 1 de Diciembre de 2017).

Las catequesis del Papa Francisco sobre la Misa, porque así es como las llama el Papa, se pueden localizar fácilmente en internet. Localizar las kikotesis de unos tales Kiko y Carmen que al parecer desconocen la doctrina cristiana y no han tenido en toda su vida el menor interés por remediar semejante desconocimiento, es algo más complicado. Pero pueden leerse en este blog, en las kikotesis de la llamada convivencia de inicio.

En cambio, debe ser que Mario confía en que ningún presbi va a hacerle caso y no van a comparar lo que dice el Papa con las "sanciroladas" (de sancirole) que dicen los tales Kiko y Carmen, de lo contrario sorprende mucho que se atreva a recomendarles una lectura con la que, a poco que el lector conserve operativa media neurona, no va a poder sino comprobar que eso de la “transcripción” es una falsedad, una mentira, un engaño… Que son atributos que suelen adornar las obras de los hijos de las tinieblas.


Para que se vea de forma gráfica que en nada se parece el mensaje del Papa a lo que se dice y se hace en el Camino, valga el siguiente fragmento procedente, precisamente, de la tercera catequesis del Papa sobre la Misa:

«Y esta es la Misa: entrar en esta pasión, muerte, resurrección, ascensión de Jesús. Y cuando vamos a Misa, es como si fuéramos al calvario, lo mismo. Piensen ustedes: si nosotros vamos al calvario – pensemos con imaginación – en ese momento, y nosotros sabemos que ese hombre ahí es Jesús. Pero, ¿nosotros nos permitiríamos hablar, tomar fotografías, hacer un poco de espectáculo? ¡No! ¡Porque es Jesús! Nosotros seguramente estaríamos en silencio, en el llanto y también en la alegría de ser salvados. Cuando nosotros entramos en la iglesia para celebrar la Misa pensemos esto: entro en el calvario, donde Jesús da su vida por mí. Y así desaparece el espectáculo, desaparece las habladurías, los comentarios y estas cosas que nos alejan de esta cosa tan bella que es la Misa, el triunfo de Jesús.» (catequesis del Papa sobre la Misa, 22 de Noviembre de 2017)

¡Cuanta distancia entre la palabras del Papa y la kikotesis que alguno, a saber con qué intenciones, pretende que ha sido transcrita!

Me he tomado la molestia de buscar cuantas veces en dicha kikotesis se hace referencia al calvario y cuantas se advierte para no hacer espectáculo, con bailecitos y chupitos, por ejemplo. ¿Hace falta que presente los resultados?

Supongo que sí, que siempre hay algún kikotizado dispuesto a comulgar con ruedas de molino y a negar las evidencias. A esos tales, les doy las respuestas, para que no tengan que buscar y no se cansen.

Hay una mención al calvario, y es para ridiculizar a quien ve el calvario en la Eucaristía:
«La Eucaristía es sacrificio de alabanza, una alabanza completa de comunicación con Dios a través de la Pascua del Señor. Pero en esta época, la idea de sacrificio no se entiende así, sino en el sentido pagano. Lo que ellos ven en la Misa es que alguien se sacrifica, es decir, Cristo. En la Eucaristía ven solamente el sacrificio de la cruz de Jesucristo. Y si hoy preguntaras a la gente sobre esto, te dirían que en la Misa ven el Calvario.» 

Y si le preguntas al Papa Francisco, también dirá que precisamente la Misa debe hacer recordar y rememorar el Calvario que el CNC trata de ocultar. Porque el CNC cubre y tapa a Cristo con elementos ajenos al cristianismo y todo su panfleto va sobre el seder pascual, las tradiciones judías, la fiesta, la comilona, el jolgorio… Nada que ver con la catequesis del Papa, nada que ver con lo que conmemoran los cristianos, que no es la salida de Egipto de un pueblo que niega a Cristo, sino la muerte y resurrección de Jesús. El Calvario, como dice el Papa.

Porque en el calvario es donde sucede el mayor acontecimiento del Cristianismo, un acontecimiento que sucede en la historia y que se renueva en cada Misa. Porque la misa no renueva el seder de los judíos, ni la huida de unos que murieron en el desierto sin alcanzar la tierra prometida, lo que renueva y actualiza es la pasión, la muerte y la resurrección de quien trae la salvación al mundo.


Rememorar el seder pascual no salva de nada, es quedarse en la alianza antigua, superada y actualizada por la nueva alianza.

Así que la pretendida similitud entre la catequesis del Papa y el panfleto de unos tipos llamados Kiko y Carmen es falso. Por más que el pregonero de tal falsedad sea un sacerdote, digo, un presbi.

¡Ay de los pastores que destruyen y dispersan a las ovejas!

sábado, 9 de diciembre de 2017

Segundo escrutinio (XVIII)




«CUESTIONARIO
Primera tentación: del pan
a) Antes de las catequesis, ¿en qué ponías tu seguridad? Di hechos concretos.
b) Durante el camino, ¿has experimentado un cambio de dirección? Di hechos concretos.
c) Hoy, ¿en qué cosas concretas todavía pones tu seguridad?
Lc 12, 13-40

Segunda tentación: de tentar a Dios, de la historia
a) Antes de las catequesis, ¿qué hechos concretos de tu vida no aceptabas?
b) ¿Has experimentado durante este camino un cambio? ¿En qué? Di hechos concretos.
c) Hoy, concretamente, ¿todavía que cosas no aceptas de tu vida o te resultan difíciles de entender?
Mt 16, 24-26
Lc 14, 25-35
Jn 3, 8ss
Jn 12, 24-28

Tercera tentación: de los ídolos
a) Enumera los ídolos del mundo de hoy. Antes de las catequesis, ¿de cuales eras esclavo?
b) Durante este camino, ¿has experimentado alguna victoria de Jesucristo sobre estos ídolos? Di hechos concretos
c) Hoy, concretamente, de qué ídolos eres todavía esclavo?

Lc 16, 10-15
Lc 18, 24-28



Explicación sobre el modo de elaborar el cuestionario
Entonces, hermanos, después del almuerzo, la respondéis a solas en vuestra habitación, sin leer los Evangelios. Después os reunís en equipos y cada uno, sin discutir nada de los hermanos, respetándoles mucho, comparáis un poco las respuestas. El equipo es una ayuda, no hay secretario ni  responsable: es una ayuda de los hermanos para que se responda mejor. Después se hace la Eucaristía y luego se cena.»
Esto son cosas que sólo pasan en kikolandia. En la Iglesia no “se hacen” misas, se celebran, pero en el CNC hacen y deshacen pisoteando lo que se ponga por delante.
«Es muy importante responder a este cuestionario con total sinceridad. No vais a ser escrutados por uno cualquiera, sino por el mismo Jesucristo que está presente en su Iglesia y que hoy nos escruta y nos ayuda.»
Falsedad absoluta. Si Cristo hubiese querido escrutar a alguien, lo pudo hacer, pero no fue el caso. Y podo dejar a sus discípulos otro mandamiento nuevo sobre escrutar a todo el que se les acercase. Pero tampoco fue el caso. Porque no es Cristo quien invade con violencia el fuero interno de sus hermanos.
«Este escrutinio  está destinado a ayudarnos, no a condenarnos. Y para haceros conocer mejor vuestra realidad. Por tanto, mucha sinceridad.
Primero os daremos un tiempo para que podáis responder individualmente, a solas. Os ponéis en oración y después escribís vuestras respuestas, una por una, sin leer ningún pasaje del Evangelio. Las respuestas escritas: no dejes nada para después, para improvisar. Responde espontáneamente.»
Nada de esto es propio de la Iglesia, ni actual ni primitiva. Y además es incoherente la imposición de escribirlo todo en unos a quienes se les llena la boca con la tradición oral de la kikomitología.
Después de trabajar individualmente, os reunís en grupos de 5 o 6, que ahora leeremos. En este grupo no hay un secretario ni alguien que tenga que hacer un resumen. El propósito de este grupo es ayudaros a rezar, a leer el Evangelio y a responder más concretamente, dialogando sobre las respuestas que habéis dado. Esto os ayudará a profundizar las respuestas, no a debatir. Leéis la primera pregunta y respondéis uno tras otro. Si veis que un hermano responde de manera superficial, le podéis hacer preguntas, dialogando en grupo, no para escrutaros unos a otros ni para llegar a una conclusión, sino para ayudaros unos a otros confrontándoos y reconsiderando más profundamente las respuestas. El grupo ayudará a no engañarse, a ser más sinceros, a responder más en la verdad. Los equipos los hemos mezclado, separando a las parejas y a los familiares, para que puedan ser completamente sinceros al hablar de sexo, de dinero, etc.»
¿Por qué iba nadie a querer hablar de sexo con unos extraños? ¿Por qué iba nadie a sentirse más cómodo hablando de lo que hace con su pareja en ausencia de dicha persona? ¿No es eso lo que se hace en las sectas?
«Y ser muy honestos ante Jesucristo y los hermanos de la comunidad.»
Y una vez más el engaño al usar el nombre de Cristo.
«Al hacer esto, podéis ir corrigiendo las respuestas que hayáis dado; porque veas que el hermano te ha ayudado, porque alguna vez te has engañando. Este trabajo en equipos es un tiempo de reflexión sobre estas tres tentaciones y la palabra os ayudará a iluminarlas.
Después de leer todas las respuestas a la primera tentación y comentar sobre ellas, leéis la Palabra de Dios. Lo podéis hacer en pie para estar más atentos. Después pasáis a la segunda tentación y después a la tercera.»
La influencia de la posición erecta en la atención es algo que solo suceden en kikónides. Por eso durante los tostones de los pasos están sentados, para no tener que estar atentos.
Ahora leo los equipos. Los miembros de cada equipo os veis fuera un momento para acordar el lugar donde os encontraréis. A partir de ahora y hasta el almuerzo, trabajáis individualmente. Después de comer y de un tiempo de reposo, os reunís para trabajar en equipo. Luego celebraremos la Eucaristía y finalmente la cena.
Os repito la importancia de trabajar seriamente en este cuestionario porque sobre esto seréis escrutados en los próximos días.

Artículos Relacionados

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Seguir CruxSancta por Email